“La vida humana es un camino. ¿Hacia qué meta? ¿Cómo encontramos el rumbo? La vida es como un viaje por el mar de la historia, a menudo oscuro y borrascoso, un viaje en el que escudriñamos los astros que nos indican la ruta. Las verdaderas estrellas de nuestra vida son las personas que han sabido vivir rectamente. Ellas son luces de esperanza. Jesucristo es ciertamente la luz por antonomasia, el sol que brilla sobre todas las tinieblas de la historia. Pero para llegar hasta Él necesitamos también luces cercanas, personas que dan luz reflejando la luz de Cristo, ofreciendo así orientación para nuestra travesía.”[1]

Estas personas que nos enseñan cómo alcanzar la meta, son los Santos: cercanos, porque compartieron nuestras fragilidades y nuestras luchas, pero verdaderas estrellas de nuestra vida, porque vivieron las virtudes en forma extraordinaria.

Este blog quiere hacerte conocer a una mujer ejemplar. Hoy la Iglesia, que es Madre de los Santos, está estudiando y valorando sus virtudes y sus obras que hoy perduran: es la Sierva de Dios, Madre Eufrasia Iaconis, Fundadora de las Hijas de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires.



[1] Spes Salvi, N° 49

domingo, 21 de junio de 2015

Mes de junio. La Iglesia honra especialmente al Sagrado Corazón de Jesús

IMAGEN VENERADA EN EL COLEGIO 
INMACULADA CONCEPCIÓN DE VITORIA (ESPAÑA)
La imagen del Sagrado Corazón de Jesús nos recuerda el núcleo central de nuestra fe: Dios nos ama hasta el extremo y nos pide una respuesta de amor.
La Iglesia dedica todo el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús, con la finalidad de que los católicos lo veneremos, lo honremos y lo imitemos especialmente en estos días.
Debemos pensar cada vez que actuamos: ¿Qué haría Jesús en esta situación? ¿Qué le dictaría su Corazón? ...Y eso es lo que debemos hacer (ante un problema en la familia, en el trabajo, en nuestra comunidad, con nuestras amistades, etc.).

La Madre Eufrasia amó inmensamente el Corazón de Cristo y así lo enseñó a sus Hijas. Dos de los Colegios que ella fundó llevan ese nombre: el de Concepción del Uruguay (Entre Ríos) y el de la Ciudad de Córdoba.
Durante la Primera Guerra Mundial, la Sierva de Dios, desde Buenos Aires, le escribe a la Hna. Estanislada, quien se encontraba en Milán. Compartimos un extracto de esta carta, fechada el 4 de junio de 1915:

" En la época que estamos cruzando donde todo amenaza peligros y muerte ¿como puedo yo animarme para trazar sobre el papel algún asunto que importe? Ay! cuánto ansío una carta tuya para saber lo que pasa allí!... Ya te dije en otra mía cuanto quisiera y desearía hallarme en Milán en esta circunstancia. […]
         Acá se están haciendo súplicas y oraciones para conseguir la paz. En todas partes hacen el mes del Sagrado Corazón con mucha solemnidad, sobre todo la novena. Nosotras también hacemos lo mismo, todos los días rezamos el mes y después de la Misa, bendición y cantos. Ayer hemos empezado la novena y todas las tardes: rosario, novena y bendición, todo para ver si de alguna manera cesa ese azote interminable ¿Sabes que pensé también poner al nuevo Colegio de Alta Córdoba: Colegio del Sagrado Corazón y como ya te dije que para el Patrocinio de S. José no se pudo poner la piedra fundamental, ahora te hago saber que será sin duda el 13 del corriente. Ya están haciendo las medallas, vieras qué lindas, después te mandaré alguna. Me estoy también ocupando del Acta escrita en papel pergamino y conforme tenga todo pronto iré a Córdoba, a mediados de la semana entrante. Estoy también ocupándome de las ventanas de vidrios para la Capilla del Uruguay que entre todas serán 22. 12 de estas llevarán  las 12 promesas del Corazón de Jesús, como también las figuras de varios fundadores y fundadoras; una vez terminados quedarán muy bien. […]
         Nada más por el momento. Saludos a todos los que preguntan por mí y con un fuerte abrazo mil bendiciones de tu siempre.
                                                                  Affma Madre

                                                                  Sor Eufrasia"

No hay comentarios:

Publicar un comentario