“La vida humana es un camino. ¿Hacia qué meta? ¿Cómo encontramos el rumbo? La vida es como un viaje por el mar de la historia, a menudo oscuro y borrascoso, un viaje en el que escudriñamos los astros que nos indican la ruta. Las verdaderas estrellas de nuestra vida son las personas que han sabido vivir rectamente. Ellas son luces de esperanza. Jesucristo es ciertamente la luz por antonomasia, el sol que brilla sobre todas las tinieblas de la historia. Pero para llegar hasta Él necesitamos también luces cercanas, personas que dan luz reflejando la luz de Cristo, ofreciendo así orientación para nuestra travesía.”[1]

Estas personas que nos enseñan cómo alcanzar la meta, son los Santos: cercanos, porque compartieron nuestras fragilidades y nuestras luchas, pero verdaderas estrellas de nuestra vida, porque vivieron las virtudes en forma extraordinaria.

Este blog quiere hacerte conocer a una mujer ejemplar. Hoy la Iglesia, que es Madre de los Santos, está estudiando y valorando sus virtudes y sus obras que hoy perduran: es la Sierva de Dios, Madre Eufrasia Iaconis, Fundadora de las Hijas de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires.



[1] Spes Salvi, N° 49

martes, 6 de octubre de 2015

INICIO DEL AÑO CENTENARIO EN NUESTRAS DIVERSAS OBRAS (Segunda parte)


Ø      Honrando a la Madre Eufrasia en Milán, Italia
El día 2 de agosto, 99° aniversario de la muerte de nuestra Madre Fundadora, estuvo precedido por un triduo de oración y acción de gracias por tantos beneficios recibidos en estos años. En el desayuno, hemos encontrado en cada lugar una vela en forma de flor, que luego llevamos al altar para encenderla durante la Misa. Las seis velas querían representar las seis naciones donde están presentes las Hijas de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires.
Bajo la protección de la Madre Eufrasia seguiremos incansables, fuertes y valientes como ella nos ha enseñado.


Ø      Inicio del Año Centenario en San Leopoldo, Brasil
El día 1° de agosto, celebramos la Misa por la glorificación de la Madre Eufrasia, y con mucho gozo iniciamos el Año Centenario. El párroco ofreció la Eucaristía por las intenciones de todas las Hijas de la Inmaculada Concepción. Nos hizo compartir el significado del logo, que le gustó mucho, y nos dijo que la sonrisa de la Madre Eufrasia manifiesta esa alegría que el Papa nos pide vivir. Debemos ser como ella, que aun en medio de las dificultades, permaneció fiel a Jesús.

Y como estaban presentes las jóvenes  “vocacionadas”, las animó a seguir en este camino de discernimiento con entusiasmo.


San Leopoldo. Brasil


Ø      Tras las huellas de la Madre Eufrasia… Colegio San José, Buenos Aires, Argentina.
 Se realizó la apertura del Año Centenario unido al Año de la Vida Consagrada. Durante la semana del 10 al 14 de agosto, se ofreció a los jóvenes del Colegio el testimonio  de exalumnos que hoy son consagrados: sacerdotes, monjas de clausura, religiosas FIC. Los que pudieron, dieron su testimonio en forma personal; otros mandaron la experiencia por escrito.
La semana culminó con una Misa en la Parroquia Inmaculada Concepción, concelebrada por tres Sacerdotes que descubrieron su vocación siendo alumnos del Colegio. Se colocó un cartel alusivo al Centenario en la esquina de la escuela y seguidamente se dio inicio a una muestra sobre la vida y obra de la Madre Eufrasia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario